titulo
inicio proyecto murero home index
equipo proyecto Murero
investigacion proyecto Murero
publicaciones proyecto Murero
divulgacion proyecto Murero
gestion proyecto Murero
noticias proyecto Murero
enlaces Proyecto Murero links
velas 150 Aniversario del yacimiento de Murero
barra

vela Descubrimiento: De Verneuil

El yacimiento de Murero fue descubierto en 1862 por De Verneuil, que fue una de las figuras más destacadas de la geología francesa del siglo XIX y un gran conocedor de la paleontología del Paleozoico. El parisino Philippe-Edouard Poulletier de Verneuil (1805-1873) estudió en la escuela de minas, donde fue discípulo de Jean-Baptiste Élie de Beaumont. Interesado principalmente por la geología estratigráfica y la paleontología del Paleozoico y del límite Cretácico-Terciario, realizó numeroros viajes por Europa, norte de África, Rusia y Estados Unidos.

Posteriormente se interesó por la geología de España, un país en el que prácticamente no existían hasta entonces estudios sobre esta materia, e inició una serie de doce viajes entre 1849 y 1867, donde recogió numerosos datos que le proporcionaron un conocimiento considerable de la mayor parte de la península, y dieron lugar a un total de 32 publicaciones sobre la geología de España, que culminaron con la publicación de la "Carte géologique de l'Espagne et du Portugal" con Édouard Collomb en 1864.

verneuil

De Verneuil encontró en la Rambla de Valdemiedes que desemboca en Murero diferentes especímenes de trilobites del Cámbrico, la entonces llamada "fauna primordial" por creerse en el siglo XIX que eran los animales más primitivos en la historia de la Tierra. El Cámbrico fue así caracterizado por la aparición de los primeros animales en el registro geológico y designado como la base del Eón Fanerozoico (vida animal visible) y de la Era Paleozoica. Esto representaba un hito geológico único, conocido posteriormente como la radiación o explosión cámbrica de la vida.

vela Interés paleontológico: la explosión de la vida en el Cámbrico

El desarrollo de la vida sobre el planeta Tierra constituye una larga historia jalonada de eventos biológicos entre los que destacan las grandes innovaciones evolutivas que han quedado registradas en la corteza terrestre a través de los fósiles. Una historia remota que los paleontólogos se dedican a desentrañar y a contar a la sociedad para que ésta haga predicciones. De entre estos eventos destaca de manera singular la "explosión del Cámbrico", uno de los más estudiados y con más interrogantes. Un hito que acapara la atención porque la vida se diversifica según los cálculos más conservadores por más de diez veces en unos pocos millones de años, un tiempo muy breve a escala geológica, de modo que los mares se pueblan de innumerables formas de animales antes escasas. Ello da lugar a la aparición de los ecosistemas modernos tal y como los conocemos hoy. Es decir, aunque los actores (las especies) han cambiado en la biosfera actual, el escenario y la obra son prácticamente los mismos que hace 542 millones de años.

radiacion

vela La historia del yacimiento

  • Descubierto en 1862 por De Verneuil
  • El equipo de la Universidad de Zaragoza trabaja en él desde 1976.
  • Declarado primer BIC español en 1997 (antes que Atapuerca). Ambos yacimientos son los más internacionales entre los españoles.
  • Declarado PIG (Punto de Interés Geológico) por el Gobierno de Aragón en 2001.
  • Declarado PIG español de rango internacional por el IGME en 2008.
  • Yacimiento muy visitado por estudiantes de numerosas universidades españolas y europeas. Ha sido objeto de 8 Tesis Doctorales (Lille, Würzburg, Madrid-Complutense, Zaragoza (4), Valencia.
  • Más de cien artículos científicos y tres libros sobre sus trilobites (1961, 1986 y 2008).
  • Muchas especies de trilobites fueron originalmente descritas en Murero y luego, algunas de ellas encontradas en otros continentes, como es el caso de Paradoxides mureroensis descrito en 1959 y luego reconocido en Rusia (Siberia), Italia, Marruecos, Polonia y Estados Unidos.
  • Según los nuevos descubrimientos que se vienen produciendo anualmente, estimamos que solo conocemos el 40% de su biodiversidad. Por ejemplo, en treinta años se ha triplicado el número de especies de trilobites conocidas.
  • En definitiva, uno de los más estudiados del mundo y, al mismo tiempo, con muchos secretos aún por desvelar.

vela Su singularidad

Sus capas estratificadas pertenecen a un periodo geológico llamado Cámbrico que se inició hace 542 millones de años, terminó hace 488 Ma. y tuvo una duración aproximada de 50 millones de años. Representa el inicio de un nuevo Eón en la Historia de la Tierra, en el que actualmente nos encontramos: el Eón de la vida animal o Fanerozoico.

El Cámbrico es conocido como un periodo singular en la Historia de la Vida porque a partir de él los estratos, antes con escasos fósiles y de origen fundamentalmente microbiano, se pueblan de abundantes fósiles de animales. Este hito único evolutivo tiene lugar en unos pocos millones de años que representan un lapso brevísimo en la escala del tiempo geológico. Es la llamada "explosión cámbrica" o la "radiación evolutiva del Cámbrico", mediante la cual la Tierra pasa de poseer una biosfera (la capa de vida que envuelve el planeta) predominantemente microbiana a otra biosfera ya poblada por casi todos los tipos (filos) de animales actuales. Murero es un sitio ideal para estudiar este evento geológico, único en la historia del planeta.

escala

Las capas del Cámbrico de Murero son extraordinariamente fosilíferas. Como un caso peculiar y extraño en el mundo, el registro paleontológico es bastante continuo durante un periodo de tiempo muy prolongado. Incluye un espesor de 200 metros de estratos donde se alternan rocas de ambientes carbonatados y terrígenos que vienen a representar un depósito de sedimentos y fósiles casi continuo durante 10 millones de años sobre el fondo de una plataforma marina. Este hecho es un caso inusual en los registros mundiales cámbricos, donde se suelen intercalar estratos fosilíferos y no fosilíferos en las sucesiones que comprenden grandes espesores, y generalmente tienen una composición sólo carbonatada o bien terrígenos que influye en un registro fósil cuyo contenido viene sesgado por unas condiciones ecológicas estrictas.

fosilesMurero

Sus capas registran una sucesión ecológica de comunidades que habitaron ininterrumpidamente en este mar tropical durante 10 millones de años, en torno al Cámbrico Inferior y Medio (entre -515 a -505 M.a.), relevándose las distintas especies de varios grupos paleontológicos en una sucesión evolutiva en la que se sucedían nuevas especies emergentes mientras se extinguían otras.

Destacan, entre sus fósiles, los trilobites por su abundancia y diversidad. Fueron artrópodos primitivos de la Era Primaria o Paleozoica. En Murero se han descrito unas 70 especies y 30 géneros distintos, con una excepcional conservación. Por ello se le conoce como la "Capilla Sixtina de los trilobites". Se calcula que el yacimiento contendrá más de 150 especies distintas cuando se estudie el resto de grupos fósiles.

murero

Un alto número de estas especies de trilobites fueron descritas originariamente en Murero (21) y luego encontradas en yacimientos de otros países o al revés, constituyendo un punto de encuentro entre especies de regiones biogeográficas separadas por barreras. Aunque también hay especies endémicas de trilobites que vivieron exclusivamente en Murero y áreas adyacentes.

dimorfismo

En Murero se demostró en el año 2003 la presencia de dimorfismo sexual en trilobites (es decir, que cada especie tenía una morfología distinta para el macho y la hembra). Así, la selección sexual estaba ya presente en el Cámbrico.

La riqueza de fósiles y su buena conservación han permitido recientes estudios sobre cómo fueron las primitivas estructuras de enrollamiento que aparecieron en los trilobites durante el Cámbrico.

La conservación paleontológica es excepcional gracias al reemplazamiento de los tejidos orgánicos por arcillas. Ello ha permitido un registro tanto de fósiles con esqueleto (de composición mineral) como de cuerpo blando, cuyos tegumentos orgánicos están reemplazados por clorita y otros minerales. Los fósiles de cuerpo blando sólo aparecen en yacimientos muy excepcionales de otras partes del mundo.

En definitiva, Murero es una excepcional ventana abierta al pasado (una de las pocas que conocemos) para estudiar la evolución de las comunidades marinas cámbricas y el escenario geológico en que se desarrolló la radiación cámbrica de la vida y los cambios de biodiversidad que dieron lugar a importantes extinciones, entre ellas la primera gran extinción llamada Evento Valdemiedes.

vela El evento Valdemiedes

Durante la transición entre la época del Cámbrico Inferior y la época del Cambrico Medio (hace unos 515 millones de años) tuvo lugar una extinción de los florecientes animales marinos. Es importante conocer el modelo y el escenario en que tuvo lugar para abordar sus causas. Esta exticinción ha sido bien documentada en Murero y fue llamada en 1993 "evento Valdemiedes", que alude al nombre de la rambla donde se encuentra el yacimiento principal. El evento Valdemiedes viene precedido por la extinción de los arqueociatos (animales arrecifales cámbricos) también llamada extinción del Botomiense superior en alusión a la última edad del Cámbrico Inferior en la escala geocronológica rusa.

El evento Valdemiedes produce en Murero la desaparición de la mayoría de las especies de las principales familias de trilobites del Cámbrico Inferior. También una miniaturización ("efecto Liliput") de los grupos de invertebrados con esqueleto. Aquéllos que no se extinguen recuperarán su tamaño normal en la parte final del evento.

Los estratos donde se registra el evento Valdemiedes contienen una anomalía negativa en los isótopos de carbono y un alto porcentaje de tierras raras que indican baja productividad y alteración geoquímica de las aguas marinas. El modelo de extinción que se observa en los estratos de Murero es escalonado y selectivo pues no afecta a algunos grupos paleontológicos como los braquiópodos.

vela El proyecto Murero

Los objetivos de este proyecto son:

  • Estudiar los aspectos geológicos y paleontológicos de la radiación cámbrica a través del yacimiento de Murero y de otros yacimientos españoles seleccionados. Ello incluye estudios estratigráficos, paleontológicos, sedimentológicos, isotópicos y geoquímicos.
  • Presentar la candidatura de la sección Rambla de Valdemiedes 2 en Murero como estratotipo auxiliar para el límite entre la época del Cámbrico Inferior y la época del Cámbrico Medio (Series 2/3); así como el límite entre las Edades 4 y 5. Al mismo tiempo, la sección es considerada el estratotipo de la Subprovincia Mediterránea.
  • Gestionar el yacimiento como recurso patrimonial didáctico y de desarrollo sostenible en una de las regiones más despobladas de Europa.

Volver a la página principal

barra

© Proyecto Murero de la Universidad de Zaragoza, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación. Investigador principal: Eladio Liñán Guijarro. Webmaster: Isabel Pérez-Urresti